Etiquetas

,


“Las cotizadas españolas aguantan el tipo, salvo Grifols, que juega en una liga superior.

Nuevos productos, nuevos mercados, internacionalización, fabricación y comercialización para terceros, alianzas concretas para el desarrollo de determinados remedios, recorte de gastos… La industria farmacéutica española sigue buscando fórmulas para sobreponerse a la crisis general, a los recortes en el gasto sanitario público, a la competencia de los medicamentos genéricos y al vencimiento de patentes. Lo consigue a medias, y desde luego con mayor fortuna en unas compañías que en otras. En conjunto, en el primer trimestre, los cinco grandes laboratorios cotizados —Almirall, Faes Farma, Grifols, Rovi y Zeltia— prácticamente han mantenido las ventas que lograron en igual periodo de 2012 y han elevado casi un 40% sus beneficios (pero, ojo, nada de echar las campanas al vuelo: una sola compañía, Grifols, aporta dos tercios de esas ventas y ganancias, y otra, Almirall, contribuye con fuertes caídas en ventas y beneficios).

La situación es delicada y las expectativas también. Tras las medidas de política farmacéutica adoptadas en los últimos tres años, como recordaba en abril Elvira Sanz, presidenta de Farmaindustria, el gasto en farmacia per cápita en España está ya muy por debajo —en torno a un 10%— de la media europea. Y este año, según dijo, el gasto público farmacéutico será similar al de hace una década y representará un porcentaje sobre el PIB menor del exigido a países intervenidos por la Comisión Europea y el FMI.”

Noticia extraída de El País. Para más información aquí