Etiquetas

, , , , ,


En una ocasión se encontraron Albert Einstein (arriba, a la dcha.) y Charles Chaplin (izda.). El científico le dijo al cineasta: “Le admiro. Su humor, además de inteligente es universal: lo entiende todo el mundo”. Chaplin le respondió: “Justo al revés de lo que le pasa a usted: todo el mundo le admira, pero nadie le comprende”.