Etiquetas

, , , , , ,


¿Qué especie es la de la foto? Parece fácil ¿verdad? No, no es un chimpancé. El ejemplar de la foto es un Bonobo, una especie de la que se sabe relativamente poco si lo comparamos con su primo el chimpancé.

El chimpancé (Pan troglodytes) y el bonobo (Pan paniscus) comparten género, pero nada más. A primera vista estas dos especies son muy parecidas, yo no sabría diferenciarlas pero los expertos lo hacen a la perfección. Que sean tan similares en aspecto no quita que en comportamiento sean totalmente diferentes.

Si tuviéramos que definir a grandes rasgos las personalidades de estos dos primates podríamos decir que por un lado, los chimpancés son demasiado territoriales. Viven en grupos familiares gobernados por un macho alfa, que se impone a los demás por la fuerza o mediante elaborados displays de poder. Pero a la vez de ser agresivos y peleones, poseen una gran capacidad para reconciliarse. En su vida no existirán peleas entre individuos del mismo grupo si no hay después una reconciliación para calmar los ánimos. Para ello utilizan el “Grooming” o también llamado “acicalamiento social” en el que los individuos se acicalan los unos a los otros y se relajan. Creo que lo utilizan como un tipo de Yoga o relajación, en la que además refuerzan sus lazos familiares.

Por otro lado, los bonobos son un poco más juguetones. No son tan peleones como los chimpancés aunque también tienen sus disputas, pero tienen un modo muy peculiar de solucionar sus conflictos. Mediante el sexo. De hecho, este es el motivo por el cual no son tan conocidos los bonobos (aunque os parezca mentira). Y es que, cuando las primeras productoras empezaron a filmar a estos primates en la selva, eliminaban las escenas en las que salían practicando sexo (debido al gran tabú que había con él). Lo que ocurrió fue que cuando se pusieron a eliminar estas escenas, habían eliminado casi el 70% de las escenas filmadas de bonobos, por lo que no tenía sentido emitir un documental de 10 minutos. Aunque no lo parezca, en la vida de los bonobos hay muchas más cosas y tienen un modo de jerarquía muy distinto que los chimpancés.

Y ¿por qué hablar de estos dos simios tan iguales pero tan diferentes?

Si miramos un árbol evolutivo del género humano junto con los cuatro grandes simios, basado en comparaciones de ADN, podemos ver que el linaje humano se separó de un ancestro común hace tan solo 5,5 millones de años. Algunos científicos piensan que chimpancés, bonobos y humanos son lo bastante próximos como para formar un único género, el género “Homo”. Para muchos esto es una locura aunque yo no lo veo tan descabellado. Pero, debates a parte, hay otras cifras en las que quería hacer hincapié.

Según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), si en 1900 existían 2 millones de chimpancés, en 2011 se estima que quedan entre 150.000 y 200.000.

Hablando de gorilas, otro de los grandes simios, a principios del siglo XX rondaba el millón de ejemplares, ahora quedan menos de 100.000. Y de orangutanes, de 325.000 se ha pasado a menos de 60.000.

Casi la mitad de las 634 especies de primates del mundo están en peligro de extinción, según la UICN.

Comencé hace tiempo a leer los libros de Frans de Waal, primatólogo, profesor de la Universidad de Emory en Atlanta y director del Yerkes Primate Center de Estados Unidos. Él lleva casi 40 años estudiando el comportamiento de chimpancés, bonobos y monos rhesus. Mientras vas leyendo sus libros vas entendiendo un poco más sobre estos simios, vas cambiando tu mentalidad con respecto a ellos y por fin te vas dando cuenta de lo poco singulares que somos en este planeta.

Os recomiendo la lectura de “El mono que llevamos dentro”, uno de los libros que más me han gustado de Frans de Waal y que podéis encontrar en nuestra biblioteca.

Queriendo saber un poco más, la curiosidad me llevó a visitar Fundación Mona. Un centro de recuperación de primates que se encuentra en Girona y que hacen un trabajo fantástico. Realizan también muy buenos cursos sobre comportamiento de primates y sobre primatología en general, en su web podéis encontrar toda la información.

La primatología es un mundo fascinante. Preguntas como ¿somos los únicos seres del planeta que tenemos cultura? ¿los únicos con lenguaje? ¿compartimos los mismos gestos en nuestra vida diaria con nuestros parientes más cercanos? tienen respuesta en los libros de Frans de Waal.

Podemos aprender mucho sobre nuestro pasado y el de ellos pero sólo si los conservamos.

Para terminar os dejo una frase de Josep Call, primatólogo Barcelonés muy reconocido: “El chimpancé es uno de los espejos donde mirarnos para averiguar tanto lo que nos hace humanos como lo que nos hace simios”.

Un saludo, Pablo Escribano.

Anuncios